Lecciones aprendidas de Loma Luna

1. La participación del público oyente es central

Es fundamental conocer previamente y consultar permanentemente a la audiencia. Realizar un monitoreo constante de su participación en el proyecto mediante herramientas como fichas de registro de datos, fichas de seguimiento de la participación, audición de los programas grabados, etc. Realizar reuniones de evaluación del programa radial y la radionovela con las y los oyentes frecuentes, así como con oyentes potenciales.

No todas las personas que escuchan el programa participan de la misma manera:

  • Las y los oyentes activos siempre escuchan el programa y llaman para participar (incluso lo dejan grabando cuando no lo pueden escuchar en directo); se convierten en promotores del programa, pasando la voz a sus vecinos, amigos y familiares.
  • Las y los oyentes silenciosos siguen el programa pero nunca llaman o lo hacen esporádicamente, cuando se aborda un asunto que los toca muy de cerca.
  • Las y los oyentes golondrinos se enganchan al programa pero dejan de escucharlo sin mayor inconveniente, aunque luego puedan reengancharse.
  • Las y los oyentes paracaidistas caen un día en el programa, participan atraídos por los premios, pueden ganar o no y luego desaparecen.

Lo sustantivo de la participación del público radica en la calidad de sus intervenciones. Se comunican con el programa para opinar sobre el capítulo que han escuchado en el día y sobre todo para compartir sus propias historias de vida, incentivados por el devenir de “Loma Luna, tierra de pasiones” o por la participación de otros oyentes que también comparten sus testimonios al aire.

2. El aprendizaje a través del entretenimiento es eficaz

Un programa de radio que combina el entretenimiento (la radionovela, la música, el estilo de locución, los concursos y premios) con lo educativo (la radionovela, los comentarios y opiniones del público oyente, los comentarios de los conductores y profesionales invitados) logra enganchar a su audiencia porque recoge la vida cotidiana de la gente para transformarla en aprendizaje lúdico y fresco, donde la audiencia aprende revisando su propia vida, escuchando lo que los demás han vivido o siguiendo las vicisitudes de los personajes de la radionovela.

Mediante los dos monitoreos aplicados y en las reuniones del Club de Oyentes, las mujeres y varones que nos escuchan reconocen que el programa de radio, y especialmente la radionovela, son espacios de aprendizaje útiles para mejorar su vida cotidiana, con relación a la prevención de las infecciones de transmisión sexual y el VIH/sida, la violencia familiar así como el respeto y la tolerancia hacia la diversidad generacional, étnica, cultural, sexual, etc.

Además de sentir que aprenden muchas cosas positivas para mejorar sus relaciones con los demás, los oyentes señalan que se entretienen con el programa radial y la radionovela. En ese sentido se sienten en confianza con los conductores del programa, estableciendo una relación horizontal con ellos. Hacen énfasis en que la historia de la radionovela está muy cerca de la realidad y se identifican con sus personajes.

3. La radionovela sigue vigente

Se ha recuperado un formato que años atrás tuvo aceptación: la radionovela. Los formatos dramatizados empatan mucho con la audiencia porque los sienten cercanos al verse reflejados en los personajes y sus conflictos.

El proyecto Loma Luna tiene un valor agregado: la incorporación de contenidos temáticos en la historia de la radionovela que motivan el diálogo y la reflexión en la audiencia. La experiencia del Proyecto Loma Luna, sustentada en la propuesta de educación entretenimiento ha sido la primera que se desarrolla en nuestro medio.

Es recomendable que los guiones de cada capítulo de la radionovela –escritos por un equipo formado por un guionista varón y una mujer- sean revisados por un equipo de dirección integrado por varios profesionales involucrados en los aspectos creativos, educativos y de producción radial del proyecto, de manera que esas diversas miradas enriquezcan los enfoques, lenguajes y situaciones planteadas en la radionovela.

....................................................................................................................
Información adicional ::
....................................................................................................................
>> Proyecto Loma Luna.

>> Estructura del programa radial | Recomendaciones.

>> Descarga las ediciones especiales de la radionovela | VIH y sida.

>> Evaluación cualitativa.

....................................................................................................................
Ponte en contacto ::
....................................................................................................................
Javier Ampuero Albarracín, Co-director del Proyecto Loma Luna.
cpcalandria@terra.com.pe
| Teléfono: (00511) 266-0732

 
     
   
 
 
 
..
Cahuide 752, Lima 11, Perú / Teléfono: (00511) 266-0732 / accionensida@calandria.org.pe
..